El Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recorrió la zona de Pinar del Río, donde se produce el 65% del tabaco del país, tras los daños que dejó el huracán Ian.

De acuerdo a los residentes de dicho lugar el paso del huracán dejó una catástrofe sin precedente.

«Los daños son grandes, aunque aún no se han podido contabilizar», tuiteó el mandatario cubano, donde  «unas 226 toneladas» de tabaco de la cosecha que concluyó en agosto quedaron dañadas, según la televisión local.

Cuba exportó en 2021 puros por valor de 568 millones de dólares, un 15% más que el año anterior, a pesar de que la población estuvo casi un año confinada por la pandemia, según Habanos S.A., corporación que comercializa todas las marcas cubanas.

Ian, además de echar abajo las casas de tabaco, construcciones rústicas de madera, imprescindibles para que el secado de las hojas de la planta se beneficie del sol, el aire y la humedad, las lluvias y los vientos de Ian erosionaron campos de cultivo que estaban siendo preparados para la campaña de siembra que comienza en octubre.

«Esto es algo que le da un golpe, que frena el desarrollo de la campaña de siembra» ya que las tierras ya estaban aradas a la espera de la plantación, dice el tabaquero Sergio Luis Martínez (59), que también perdió su casa de tabaco en Pinar del Río.

 

Por PSNCOM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *