Las ventas presenciales del comercio minorista de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía, según el índice que elabora mensualmente la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), marcaron nuevamente resultados negativos en el mes de julio, acumulando ya quince meses de caídas.

En la Región de Valparaíso, las ventas reales del comercio minorista cayeron un 8,2% real anual en julio, alcanzando así, entre enero y julio, una baja real de 11,5%. 

En la Región del Biobío, las ventas del retail registraron una baja de 7,2% real anual en el séptimo mes del año, acumulando a julio una caída de 9,1%.

Por último, en la Región de La Araucanía, la actividad comercial minorista evidenció un descenso de 9,8% real anual en julio, cerrando los siete primeros meses con una contracción de 10,2% real.

Fuente: Departamento de Estudios CNC

Fuente: Departamento de Estudios CNC

Perspectivas

Las ventas presenciales del comercio minorista de las tres regiones en estudio vuelven a marcar caídas en el mes de julio, dando cuenta ya de quince meses de contracción, en línea con la desaceleración que ha experimentado el sector comercio y el consumo privado.

Si bien los datos responden a un tema de base de comparación, al analizar el consumo privado reportado por el Banco Central, en términos desestacionalizados, los índices de bienes durables están por debajo de lo reportado en 2019, dando cuenta del mayor impacto que han tenido estas categorías.

En cuanto a los trimestres móviles, las tres regiones muestran resultados con una tendencia bastante plana desde inicios de 2023 y es de esperar que en el resto del año comencemos a ver una tendencia levemente positiva, principalmente por temas de base de comparación.

Por su parte, la confianza de los consumidores ha mejorado en el margen en lo relativo a la situación económica personal actual y a la disposición de compra de artículos para el hogar, pero han caído las expectativas sobre la economía país. A esto se suma una inflación que ha retrocedido significativamente y el alza en los salarios reales impulsa también la masa salarial.

Sin embargo, el mercado laboral se mantiene débil y aquí está el mayor desafío hacia adelante, necesitamos concentrar esfuerzos en acelerar la inversión y la productividad.

Fuente: Cámara Nacional de Comercio.

Por PSNCOM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *