Abogado de 134 trabajadores del intervenido CFT e IP Los Lagos sostiene que venta tuvo vicios y que la universidad debe pagar sueldos impagos de los recintos educacionales que estaban en manos del imputado por el caso Convenios, Diego Ancalao.

A principios del mes de agosto de 2023 la Universidad de Los Lagos desmintió mantener vínculos con la cuestionada Corporación Kimün, la que recibió $1.200 millones de parte del Gore para un proyecto de saneamiento de títulos, monto que hoy no está disponible para su devolución, existiendo imputados en causa que está dentro del bullado Caso Convenios.

«Ante las especulaciones generadas a raíz del Caso Convenios y del supuesto traspaso de dineros a la Corporación Kimün por parte del Gobierno Regional, algunos medios de comunicación han mencionado cierto vínculo de la citada Corporación con la Universidad de Los Lagos. Ante esto la casa universitaria estatal señala claramente que no existe relación alguna con esta Corporación más que la venta de las acciones tanto del Instituto Profesional de Los Lagos como del Centro de Formación Técnica ocurrido en diciembre de 2020», explicaban en un comunicado.

Sin embargo, la negociación entre la ULagos y Kimün puede tomar un giro tras la demanda presentada en el Juzgado Laboral de Osorno por parte del abogado Braulio Sanhueza, quien representa a 134 trabajadores de los intervenidos CFT e IP Los Lagos, que en julio de este año fueron vendidos desde Kimün a la fundación Fundelin, de Diego Ancalao, que hoy está siendo investigado por fraude al fisco, lavado de activos y estafa, imputaciones ligadas al Caso Convenios.

Existencia de simulación y subterfugio

De acuerdo al libelo presentado en la Justicia Laboral de Osorno, la venta del CFT e IP Los Lagos a Kimün, con sus respectivas divisiones societarias y enajenaciones, «tiene como único fin el eludir el cumplimiento de obligaciones laborales, y principalmente previsionales del trabajador, en dicha atención solicito a SS., que se declare que, a la luz de los antecedentes que se aportarán a estos autos, las demandadas han incurrido en simulación o subterfugio y que se apliquen las sanciones previstas en el artículo 507 Nº 3
del Código del Trabajo.».

La presentación de la demanda en contra de la ULagos busca que la universidad se haga cargo de las remuneraciones impagas de 134 trabajadores repartidos en las nueve sedes que tenían el IP y CFT mencionado, ya que la casa de estudios superiores seguiría como empleador.

El monto sobrepasa los $200 millones, en base a los cálculos hechos por los demandantes.

Venta cuestionada

En el escrito se menciona que la ULagos «no informó a la Superintendencia de Educación Superior, sobre el proceso de división societaria materializado el mes de junio del año 2020, el cual consta en Acta de la Junta Extraordinaria de Accionistas del Instituto Profesional Los Lagos S.A, de 30 de junio de 2020.»

En el documento se establece que antes de concretarse la venta del IP y CFT Los Lagos a Kimün, la ULagos hizo una división societaria, la que fue aprobada en sesión de la Junta Extraordinario de Accionistas del Instituto Profesional Los Lagos, celebrada con fecha 30 de junio de 2020.

Allí se acordó lo siguiente:

  1. Se aprobó la división del Instituto Profesional Los Lagos en dos nuevas
    sociedades anónimas cerradas, en los términos de la Ley Nº 18.046 del año 1981.
  2. La primera se denominó «Instituto Profesional de Los Lagos S.A», que para
    todos los efectos legales, corresponde a la continuadora de la sociedad que se divide,
    conservando el mismo Rol Único Tributario: 79.963.770-7.
  3. La segunda, que nace de la división se denominó «Capacitación, Asesorías
    y Servicios ULagos S.A», la que se mantiene bajo el control de la Universidad de Los
    Lagos.
  4. El patrimonio de cada una de las mencionadas sociedades quedó constituido con parte de los activos y pasivos de la sociedad original «Instituto Profesional de Los Lagos S.A», la que produjo efectos a partir del día primero de julio de dos mil veinte.
  5. El capital del Instituto Profesional Los Lagos, previo al proceso de división
    alcanzaba los M$2.280.178.
  6. En el proceso analizado, se asignó a la sociedad Instituto Profesional Los
    Lagos S.A. un patrimonio total de M$640.290, esto es, aproximadamente 28,08% del
    patrimonio antes de la división. Por efecto de la división el capital del Instituto
    Profesional Los Lagos S.A disminuyó en M$1.639.888.

«(…) es posible constatar que como resultado del proceso de división societaria, el patrimonio del Instituto Profesional Los Lagos pasa desde M$2.285.179 registrado a diciembre del año 2019, a un total de M$640.290 a junio del año 2020, representando así una disminución de un 72% producto de la división. Lo anterior, da cuenta de un impacto significativo en la situación patrimonial de la institución», sostiene el abogado en la demanda.

Traspaso a Kimün

Sobre la concreción del traspaso de los recintos educaciones bajo tutela de la ULagos a Kimün, de acuerdo al abogado demandante «se constata que la institución no informó a la Superintendencia
de Educación Superior lo relativo al proceso de licitación y posterior traspaso de control del Instituto Profesional Los Lagos a la Corporación Kiñe Fuxa Ruka Kimün, materializado el 30 de diciembre de 2020. Finalmente, se evidencia que la operación de cambio de controlador del Instituto Profesional Los Lagos, no implicó aportes de capital por parte del nuevo socio.»

Para el abogado Sanhueza hay elementos que permiten sostener que la ULagos sigue teniendo la responsabilidad como empleador, pese a que en julio pasado Kimün vendió el IP y CFT Los Lagos a la Fundación Instituto de Desarrollo y Liderazgo Indígena, que era dirigida por Diego Ancalao.

«(…) a pesar que dividió la sociedad, que se enajenaron los inmuebles, y que hubo un cambio de controlador, esto se llevó a cabo solo de manera superficial, porque en el fondo la dirección continua en manos de Universidad de Los Lagos, representada por don Oscar Gabriel Garrido Álvarez, su domicilio, y el de las demás sociedades continúan siendo en Lord Cochrane N°1046, y en Patricio Lynch N° 1346, ambas en la ciudad de Osorno, los que no han cambiado a lo largo de los años. Todas las sociedades cuya relación se reclama son personas jurídicas que están intrínsecamente relacionadas entre sí, y cuyo único empleador sería la ya mencionada Universidad de Los Lagos.»

Sobre esta situación, en declaraciones al diario Austral de Osorno, el vicerrector académico de la ULagos, Roberto Jaramillo, expresó que la demanda está siendo analizada por los abogados de la universidad.

Por PSNCOM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *